Proyectos - Escuela Tipai

ESCUELA MONTASORI TIPAI

Este proyecto está enclavado en un ambiente natural, dentro de la cañada de Cuatro Milpas, en los suburbios de la ciudad de Ensenada.

Es un espacio que estará en desarrollo en la ciudad por los próximos anos, la idea principal es, respetar los escurrimientos y la naturaleza de desiertos, la cual es muy rica en este predio, se pretende construir en las tierras altas y dejar las tierras bajas para los pasos de los escurrimientos y la vegetación más rica, valuando esta por la cantidad de agua en este pequeño micro clima, la calidad biológica se mide no solo por los escurrimientos sino también por corriente marina que por medio de la bruma alimenta a la vegetación susceptible de captación de humedad, los valles perpendiculares al mar abastecen de nueves a la vegetación que toma la humedad del aire y no del suelo, esto genera otra calidad biológica única de esta zona, este terreno tiene características muy especiales de biodiversidad.

La topografía es muy compleja y nos permite dividir los diferentes usos sin que los espacios se contaminen, por ruido o movimiento que distraiga a los niños en su quehacer diario, se puede trascurrir sin distraer aun al pasar por los salones.

Separamos en plazas todos los salones por grupos de uso u ambientes, que se desarrollan por edades y circunstancias.

Entre mas accederemos a la escuela se desarrolla una complejidad de usos y funciones mas dinámicas, los padres se quedan en una zona de transición y los niños van accediendo sin notar a una zona mas intina, solamente diseñada para la parte académica.

La Escuela Montessori del Tipai es un centro de investigación en educación para niños en donde los adultos investigadores concentran su trabajo lúdicamente, siguiendo los principios de Maria Montessori.

Cada espacio está dedicado a la enseñanza por medio de salones de clases, que están repartido en diferentes ambientes diseñados especialmente para la etapa de desarrollo que necesitan los estudiantes, la idea es que disfruten las clases ayudados por la estructura de las propiedades Arquitectónicas, es decir , por cada metro techado de aulas debemos tener una zona de transición sombreada exterior, una zona de cultivo y una zona de esparcimiento y experimentación, todas ellas controladas por la motivación de la guía, todos estos con contacto tanto visual como perceptivo.

La disposición del material didáctico, los asoleamientos, el viento, las texturas, los colores y percepción de los estudiantes, no son cosa casual.

La búsqueda de nuevos materiales basados en el reciclaje nos permite que a medida que se desarrolla el infante la riqueza espacial se complejiza.

El niño aprende poco apoco que la geometría de los espacios son producto de una dinámica de aprendizaje, de la misma manera como aprenden algebra con arena la arquitectura de presenta austera, pero con dinámica geométrica.

Esta es una pieza de relojería que ayudara desde su percepción y diseño, a la mejor comprensión del material de educación, dándole al estudiante herramientas arquitectónicas que estimulen su desarrollo que es vital para la motivación de investigación del conocimiento.

Las Líneas de educación Montesorianas, buscan estimular al estudiante a descubrir sus mejores capacidades, esto no quiere decir que sea dentro de un espacio cerrado, ni mucho menos limitado.

El estudiante decidirá la forma de aprender que más le acomode y el salón de clases deberá ser un espacio dinámico con elementos que le proporcionen en diferentes formas lugares de recojo, a los que cada persona decida en que espacio le es más interesante trabajar, esto propone al diseñador una serie de retos que busquen por medio de la luz, la textura y la forma crear un lenguaje diverso para los usuarios que están en un mismo espacio y tiempo.

Esta escuela originalmente estuvo en un espacio rentado creado por tráiler en transición que proporcionaron a la escuela espacios de uso con la posibilidad de ser móviles, fueron construcciones transitorias que se diseñaron para ser movidas de un espacio a otro, en un sistema de reciclado transfronterizo.

Esto nos plantea la enorme posibilidad de reciclar estos edificios con un concepto nuevo, los salones sobre ruedas o patas nos dan la posibilidad de no impactar al entorno con cimientos muy profundos y definitivos que transformen el sitio.

Tenemos la posibilidad desde el punto de vista ecológico de diseñar edificaciones que casi no se sienten sobre el terreno, que permitan el paso no solo del agua de escurrimientos sino también, las especies nativas sigan migrando por el suelo sin ser interrumpidas en su paso.

Podemos reciclando impactar, no solo el ambiente en la reutilización de unidades ligeras , que no agreden el entorno y se posan sobre la tierra de una forma amable, si no , también de utilizar materiales que ya tuvieron un uso anteriormente, con su consecuente desgasto y ayuda el sobrecalentamiento global.

En otras palabras al reciclar todos los materiales convertimos a la comunidad urbana en un proveedor de insumos a la distancia de nuestra mano, la ciudad es nuestro proveedor de materiales, como si se tratara de la jungla para las comunidades indígenas cuando construyen con palma al hacer una palapa.

Buscamos tener un lenguaje contemporáneo, actual, sustentable, que por su imagen instruyera al usuario en las artes de la sostenibilidad e investigación de la ecología como una forma de aprendizaje.


Arq. Alejandro D'Acosta López
tac@tac.mx
t. + 646 1565397

Ave. Paseo Hidalgo núm. 6
Zona Centro
Ensenada, Baja California
C.P. 22800